Artículos

70 AÑOS DE UNA NOTICIA DISTINTA A OTRAS NOTICIAS...

Para Gabriela ya era extraño que la llamasen Lucila y cuando esto sucedía demoraba unos segundos en atender la atención del emisor, pero ese día la noticia a recibir era distinta a otras noticias. La información de que había ganado el Premio Nobel de Literatura, la recibió en 1945 en Petrópolis, la ciudad brasileña donde se desempeñaba como cónsul desde 1941 y donde se había suicidado Yin Yin (Juan Miguel Godoy Mendoza) a los 18 años, quien era su sobrino. Lejos de su país de origen y con una pena que había logrado aceptar y convivir, Gabriela Mistral se sentó en su silla de mimbre bajo el sol intenso de Brasil a reflexionar sobre su camino de vida trazado hasta el momento como poeta, amante y mujer.

La motivación para entregarle el premio por parte de los jueces de la delegación fue «su obra lírica que, inspirada en poderosas emociones, ha convertido su nombre en un símbolo de las aspiraciones idealistas de todo el mundo latinoamericano». Mistral fue la primera literata latinoamericana en recibir este galardón como así también la única mujer hasta el momento en hacerlo.

A finales de 1945 Gabriela Mistral, regresó a Estados Unidos por cuarta vez, entonces como cónsul en Los Ángeles y, con el dinero ganado con el premio, se compró una casa en Santa Bárbara. Asentada en un barrio residencial dedicada exclusivamente en su trabajo diplomático y literario, el destino le tenía preparado una nuevo acontecer que la remecería tanto como lo había hecho con la peculiar noticia recibida en Petrópolis.

En 1946, conoció a Doris Dana, una escritora estadounidense con quien estableció una relación, y de quien no se separaría hasta su muerte. Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga o simplemente Gabriela Mistral, hace exactamente 70 años atrás un 10 de diciembre de 1945 recibió una noticia muy distinta a otras noticas....