Artículos

LA MEMORIA DE UN PAÍS Y EL ARTE PARA CONTARLO.

Sin duda alguna el viaje realizado por motivos de estudios a Washington DC. por la artista nacional María Verónica San Martín, marcó un antes y después en su vida. No sólo por su condición de migrante, sino por la profunda introspección que esto provocó, teniendo como consecuencia la realización de un trabajo artístico que converge con la historia, la política y la identidad de lo que significa ser parte del país más largo y angosto del planeta, Chile.

”Mi obra nace mientras yo estaba estudiando grabado en una maestría en Washington DC. dentro de la historia y el simbolismo que yo quería entregar a través desde esa situación geográfica que estaba viviendo en la capital de Estados Unidos.  Reflexionando con lo que significa Chile y la identidad propia de mi país. Me pareció importante  aferrarme a ello, para diferenciarme a mis compañeros, pero lo que es más significativo, es que encontré que era una obligación cumplir con la necesidad personal de contar una parte importante de la historia política de Chile, a través de  las artes, los libros de artista y grabado”, explicó San Martín.

Algunos dicen que la memoria es un “animal en constante extinción”, pero ¿qué sucede con aquello que no podemos o no debemos olvidar?. La dictadura militar ocurrida en Chile desde 1973 hasta 1989, dividió a un país en dos. Para María Verónica San Martin, esta situación que fue producto del despotismo de un grupo especifico de personas, es la huella a desenterrar en su trabajo.

“Empecé a trabajar en base a la construcción de la memoria a través de capas visuales para articular cómo Chile, hizo su historia en los tiempos de dictadura. Su principal objetivo es observar y reflexionar sobre los acontecimientos socio-políticos ocurridos bajo el régimen militar ”, expresó la artista chilena, quien a través de diversas técnicas como la serigrafía, xilografía, aguafuerte, aguatinta y punta seca dio vida a su obra titulada, "Memorial y Movilidad”.

Como humanidad hemos comprendido que la vida está por sobre todas las cosas y los derechos intrínsecos que conllevan esa reflexión, son una verdad absoluta para cada hombre y mujer libres dentro de un territorio específico. La violación de los derechos humanos en época de dictadura, es un relato vivo que da muestra del accionar inhumano dentro de una sociedad. Este episodio, es plasmado en los libros de artista realizados por María Verónica San Martín, y que se encuentran actualmente en la sala principal del centro cultural Estación Antofagasta.

A través de “Memoria y Paisaje: Develando las Verdades Históricas de Chile”, “En su Memoria. Violaciones a los Derechos Humanos en Chile”, e “Indignidad y Resistencia en los faldeos de los Andes”, el visitante puede conocer desde el arte lo que significaron los apremios a la libertad y las garantía fundamentales de los seres humanos, en Chile durante el 73.

La exposición “Memorial y Movilidad”, como un viajero más, busca recorrer distintos lugares, moverse y dar cuenta de esta parte de nuestra historia reciente como país, y comenzó su itinerancia el 29 de abril de este año en el centro cultural Estación Antofagasta, de nuestra ciudad y podrá ser visitada hasta este domingo 19 de junio.

“Esta nueva muestra es una invitación a dialogar, pensar y recordar aquello que no siempre se está dispuesto a conversar como sociedad, y donde la memoria y -en este caso el libro-, se convierte en el soporte para reflexionar sobre el riesgo y dolor que supone a un país no respetar los derechos humanos”, explica Carla Julio coordinadora del centro cultural.

Luego de Antofagasta la exposición tomará rumbo a Estados Unidos, donde será parte de los actividades de conmemoración del asesinato de Orlando Letelier en Washington DC.  Desde ahí continuará contando la historia en pro de la resiliencia de un país con cicatrices, y donde como señala San Martín el tema sigue siendo muy delicado en Chile, que sigue estando dividido, por ende hay opiniones muy encontradas, en contraposición de la visión de otros países que ven el tema de una forma mucho más amplia. Es por ello que su recepción resulta ser menos polémica, al mismo tiempo que mucho más reflexiva.

La movilidad de las emociones es un legado que se va traspasando de forma pura a través del trabajo artístico serio y focalizado de una mujer que tuvo que sumergirse en lo profundo de una memoria colectiva y quebrajada. María Verónica San Martín, invita a mirar la vida con los ojos al descubierto; sin la venda del olvido; adentrarnos en lo profundo de recuerdos dolorosos; huellas de un pasado que no debe volverse a repetir,  y que marca la pauta del anhelo de un futuro de reconciliación y verdad.

Quienes deseen visitar la exposición “Memorial y Movilidad” podrán hacerlo hasta este  domingo 19 de junio de 10:00 a 13:30 horas y de 15:00 a 19:00 horas en la sala principal de Estación Antofagasta ubicada en calle Simón Bolívar #280 esquina Washington.